Posted by: cubanapk | November 9, 2013

“Viva Cuba” se exhibió en la capital de Pakistán

Festival PakEl filme “Viva Cuba”, del director Juan Carlos Cremata Malberti, se exhibió anoche en Islamabad, como parte del IV Festival de Cine Brasileño en Pakistán, que auspicia la Embajada de Brasil en el país asiático.

La película cubana, ganadora de múltiples premios, fue invitada especial a esta muestra de cine, que tiene lugar desde el 7 hasta el 10 de noviembre, como fin atraer a los pakistaníes al cine lationoamericano, especialmente al brasileño.

La sala cinematográfica de la Embajada brasileña estuvo repleta de adultos que disfrutaron de las aventuras de Malú y Jorgito. Gracias a “Viva Cuba”, quienes asistieron a la cita descubrieron realidades y paisajes de nuestra Isla. Sueños, aspiraciones y reclamos de los niños y las niñas cubanos, que tal lejanos les resultan. Disfrutaron del filme transitando del drama a la comedia, tal y como se  viven los días por estas tierras de Asia Sur.

Fue increíble ver y sentir cómo el silencio en la sala se hacía estremecedor mientras Luisa María Jiménez -la actriz que interpreta el papel de la madre de Jorgito- defendía los derechos de las mujer desde la pantalla o cómo las risas explotaban cuando frases del cubaneo más cortante pululaban de los diálogos.

Sobre la repercusión de la cinta en el público, Aijaz Gul afirmó hoy en el periódico local The News: “Viva Cuba nos hizo explorar la vida con risas y lágrimas. Este conmovedor filme que se proyectó el 8 de noviembre como parte del Festival de Cine Brasileño, en colaboración con la Embajada de Cuba, nos emocionó a todos.”

“La mejor parte de Viva Cuba, además de su banda sonora relajante, es la actuación de los niños (Malú Tarrau Broche y Jorgito Miló Ávila). Ellos le dan vida real a la película”, aseguró en su crítica el periodista pakistaní.

La muestra de cine continúa hasta mañana domingo, última jornada de este Festival que ha acercado a los pakistaníes a la cultura de países tan lejanos geográficamente para ellos como Brasil y Cuba.

Advertisements
Posted by: cubanapk | September 28, 2013

Otro fuerte terremoto de 6,8 sacude Pakistán

1-intensity (USGS)

Un sismo de 6.8 volvió a sacudir Pakistán en la mañana de este sábado. El epicentro se registró a 96 kilómetros al noreste del distrito de Awaran, Baluchistán, a una profundidad de 14.8 kilómetros, según reportó el Servicio Geológico de EE.UU. (USGS).

El director del Centro Sísmico Nacional de Pakistán, Zahid Rafi, dijo a la televisora pakistaní Geo News que “este es un terremoto independiente y no una réplica”.

Los temblores fueron perceptibles también en las ciudades de Karachi, Larkana, Sukkur, Quetta, Jaffarabad, Sibi, Naseerabad, Naushero Feroz, Shikarpur y otras zonas de la provincia de Sindh, Hyderabad. A esta hora se notifican 12 víctimas mortales y siete heridos como consecuencia de este nuevo movimiento telúrico, que la Oficina Meteorológica local registra con una intensidad de 7.2 en la escala de Richter.

Cuatro días atrás, un terremoto de 7.8 estremeció el sur de Pakistán, específicamente la provincia de Baluchistán, el cual ha dejado más de 500 muertos, alrededor de 700 heridos y miles de casas destruidas, cifra que debe incrementarse en los próximos días, según informa la prensa local.

Dicho sismo, cuyo epicentro se localizó a solo 30 kilómetros de distancia del de este sábado, fue tan fuerte que hizo emerger una pequeña isla del océano Índico, de unos 12 metros de altura y 30 de ancho.

Algunas de las víctimas del 24 de septiembre, volvieron a sufrir los temblores, pero esta vez en el hospital de distrito Awaran, donde se encuentran bajo tratamiento médico. Al percibir otra sacudida de la tierra, entraron en pánico y se dirigieron cantando oraciones hacia espacios abiertos.

Kamal Hyder, corresponsal de Al Jazeera, reporta desde el distrito Awaran que muchos de “los supervivientes están desesperados, sin comida, agua y refugio; lo han perdido todo”.

Fuentes gubernamentales aseguran que más de 185 mil personas han sido afectadas por el sismo del martes y que las actividades de rescate y socorro se llevan a cabo por la Administración Civil en conjunto con el Ejército. “Se han entregado más de 11 mil 800 tiendas de campaña a los sobrevivientes y varios equipos médicos ya están operando en el área. Distribuimos mantas, paquetes de alimentos, agua, mosquiteros y otros artículos esenciales”, informan. Pero la ayuda no llega a las zonas afectadas con la urgencia necesaria.

La empobrecida población del distrito Awaran está dispersa en más de 21 mil kilómetros cuadrados, cuyo terreno es remoto y accidentado, donde la infraestructura es limitada, cuentan con mínimos servicios médicos y rutas de acceso.

2-pakistan-earthquake

Mujeres y niños debajo de los restos de su choza de paja. / Foto tomada del blog de Kamal Hyder, corresponsal de Al Jazeera en Pakistán.

Posted by: cubanapk | July 23, 2013

Che Guevara en Pakistán

Sus botas aún guardaban el lodo de la Sierra Maestra cuando anduvo por estas tierras. Eso lo sabía. Sin embargo, nunca pensé que su nombre despertara tantas pasiones en el lejano Pakistán. Mucho menos creí encontrar a alguien que murmurara en un inglés que es casi urdú: “Él es de aquí” y que luego confesara desconocer dónde nació o cuándo llegó a la zona el joven que es su inspiración.

En Pakistán cohabitan dos CHE: uno que persiguen historiadores y periodistas, pues llegó aquí a solo siete meses del Triunfo de la Revolución Cubana y se marchó sin apenas dejar huellas, aparentemente; y otro, que no pocos suelen idealizar como un héroe nacional que naciera al sudoeste del país.

Un joven guapo y casi desconocido…

El Comandante en Jefe fue a despedirlo al Aeropuerto de Rancho Boyeros. El 12 de junio de 1959, diez días después de su boda con Aleida March, Ernesto Che Guevara partió de Cuba, al frente de una delegación oficial del gobierno revolucionario.

El viaje, que el mismo Che denominó “de buena voluntad”, tenía como fin el establecimiento de relaciones comerciales, políticas, culturales, técnicas… con varios países de África, Asia y Europa.

El 8 de agosto de 1959 “con los ojos pegados” como él mismo reconociera, debido a largas jornadas de trabajo y al desgaste físico del recorrido, llegó a Karachi, la entonces capital de Pakistán, un joven guapo y casi desconocido, con uniforme de combate y botas del ejército, como si acabara de salir de la selva”, describió la prensa de la época.

La estancia fue breve. Durante aquellas horas de intenso verano, se reunió con los secretarios de Estado y de Comercio y Alimentación y con el jefe de Gobierno, General Mahomed Ayub Khan. Recorrió además varias industrias e institutos científicos.

Muy pocos testimonios de aquellos días sobrevivieron al paso del tiempo. El doctor M. Altaf  Hussain escribió sobre su encuentro con el revolucionario de apenas 31 años: “Mi supervisor inmediato en ese momento era el Sr. M. Afzal, Comisionado de Agricultura, me pidió que guiara al Sr. Che en una visita por las granjas vecinas. Lo llevé a Malir, donde había una granja experimental que era dirigida por el Ministerio de Agricultura con la ayuda de Mian Shafi, un comerciante y en ese momento también Vicepresidente Honorario del Comité del Algodón de Pakistán, del cual yo fui Secretario.

“También me dijeron que a la hora del té, en la tarde, lo llevara a la residencia privada de la Comisaria de Agricultura para el té. Yo lo hice. Pasamos unos 40 minutos tomando el té y luego lo llevé al aeropuerto de Karachi para la salida”.

En febrero de 1965, Ernesto Guevara regresó a Pakistán. Iba rumbo a Beijing para mediar en las contradicciones sino-soviéticas e hizo una escala técnica en la capital pakistaní. De aquella visita no quedó ningún testimonio gráfico, solo un comentario que José Armando Guerra Menchero, Cónsul General de Cuba en Karachi en ese momento, le hiciera a miembros del Partido Nacional Awami (NAP): Camaradas, me alegra decir que el Che Guevara estuvo en Karachi ayer. Se sentó en el sofá que ahora están sentados ustedes. Visitó brevemente la playa de Clifton y disfrutó de un paseo en camello. Ayer por la noche se fue a China”.

Esta es la historial real de la presencia del Ernesto Che Guevara en Pakistán hace más de medio siglo. Sin embargo, algunos pakistaníes nunca lo han dejado ir, hay un Che que perdura en las luchas y crónicas cotidianas de un pueblo que se aferra tanto a los héroes como a la fe.

¿CHE de Balochistán?

Al llegar a estas tierras de Asia sur jámas imaginé que los baluchis tuvieran un CHE y que “increíblemente” su guerrillero mostrara la misma imagen que el mío.

La provincia más extensa y menos poblada del país es Balochistán. Una región bastante distante geográficamente de Latinoamérica, pero donde las historias de Ernesto Guevara también forman parte del imaginario popular.

En tierra del pueblo baloch, a veces su rostro grita desde un muro, engalana una boina, anda en pechos de jóvenes que se jactan de estar a la moda o aparece entre las pinturas y adornos típicos de un camión de carga que recorre todo el país.

El Dr. Che, como suelen llamarlo, en ocasiones luce una fisonomía muy distinta, una expresión de furia que agrede e impresiona. Creo que hay quienes sacrifican la Historia en nombre de causas o las causas en nombre de la Historia.

He leído en las memorias y blogs de veteranos baluchis la expresión “en mis días como Che Guevara…” para referirse a una época de guerrilla o instantes donde parafrasearon las ideas del Argentino como acto de plena rebeldía. Otros transgreden circunstancias: El Che Guevara de la lucha por la libertad Baloch puede estar muerto, pero hay miles de Che Guevara para mantener la lucha”.

Es impresionante cómo especulan sobre si el Che es de por esos lares: “El secreto finalmente ha sido descubierto: Che Guevara fue Baloch (The secret is finally out: Che Guevara was Baloch).

Entre lo real y lo ficticio, más allá de la razón o las causas, nadie dude que el Che Guevara anda por el sudoeste de Pakistán, despertando sueños en unos, siendo traicionado por otros, pero con una imagen de gigante que traspasa fronteras y realidades.

Che 1959

Esta es la única imagen que se conserva de la visita de Ernesto Guevara a Karachi en 1959, publicada por primera vez en el libro Pakistán Chronicle, en abril de 2010. En el centro, el General Ayub Khan y en el extremo derecho, Mr. Manzur Qadir, Ministro de Asuntos Exteriores.

2-La imagen del Che Baloch recorre el país en la parte trasera de un camión de carga.

La imagen del Che Baloch recorre el país en la parte trasera de un camión de carga.

Estudiantes de Balochistán pintaron al Che en un trozo de muro.

Estudiantes de Balochistán pintaron al Che en un trozo de muro.

4-Los diseñadores pakistaníes emplean la imagen del Che en sus colecciones para atraer a los jóvenes.

Los diseñadores pakistaníes emplean la imagen del Che en sus colecciones para atraer a los jóvenes.

Posted by: cubanapk | July 10, 2013

Ramadán, el mes sagrado

Ramadan

La media luna indicó la hora cero y la ciudad comenzó a vivir el noveno mes del calendario musulmán. A partir de este 11 de julio, solo la huida del sol le devolverá la vida a Islamabad.

El Ramadán es el mes sagrado para los hijos del profeta Mahoma, donde la fe y los credos retan a la resistencia del cuerpo. A fuerza de ayuno se aprende sobre paciencia y humildad, sui géneris práctica que debe conducir a un estado de paz y purificación del alma.

Desde el alba hasta la puesta del sol, la inmensa mayoría de los moradores de la “ciudad habitada por el islam” no comen, ni beben y hasta se les prohíbe satisfacer otros carnales apetitos.

El llamado a la oración desde las mezquitas, que aquí se escucha por todos lados, rige el tiempo y hasta la posibilidad de tener luz eléctrica. El Gobierno de la República Islámica de Pakistán prometió asegurar el servicio en las horas priorizadas para el rezo, justo en una época donde los apagones ahogan el país.

En las calles, tanto hombres como mujeres ralentizan su andar. Ser fiel a las obligaciones religiosas implica sufrir la fatiga, principal causa de los accidentes del tránsito durante estos 30 días.

Dicen que en el ocaso es un suicidio andar por la calles, los choferes apresuran la marcha para acercarse a sus casas, a los restaurantes o establecimientos donde se expenden alimentos. Allí sacian desesperadamente el hambre y la sed.

Este es un período de limitaciones y de excesos también: por el día no se come, pero en las noches se disfruta de suculentos platos, incluso, aquellos con menos suerte y dinero garantizan sus alimentos. Cuentan que durante toda la tarde las mujeres, especialmente las amas de casa, que por estos lares son muchas, preparan el “Iftar” (banquete que rompe el ayuno): tan cerca de la tentación y tan lejos del placer.

Hasta el Mercado contribuye: los diarios anuncian que los precios bajarán, ver para creer que realmente el mes sagrado está presente en la mente y el corazón de esta tierra de Asia sur.

Durante los próximos 29 días, los musulmanes estarán pendientes de la luna y en espera del ocaso del último día del Ramadán. Luego de las penas del ayuno viene el Eid al-Fitr, tres días de celebración y regocijo para el mundo islámico, donde se reparten dulces, comida y bebidas sin alcohol en mezquitas y hogares.

Insha’Allah (si Alá quiere) este Ramadán terminará tal y como se inicia: “con las puertas del cielo abiertas y las del infierno cerradas”.

Ramadan 5

Mientras dura el período menstrual, la mujer se abstiene del ayuno y el rezo, excepción reservada también para los ancianos “débiles”, niños y embarazadas.

Ramadan

Las cinco oraciones diarias se prolongan por más tiempo.

en-ramadan-se-come-solo-de-noche

Durante el Ramadán solo se come de noche.

ramadan 2

Luego de practicar el ayuno prolongado viene el Eid al-Fitr.

Categories